Introducción a una correcta Sedestación

mayo 25, 2015 at 8:16 am

5A través de la historia, el desplazamiento de las personas con discapacidad física ha presentado y presenta un gran reto. Y éste radica en aportar la máxima comodidad  a la vez que aprovechar al máximo las funciones. Los avances en material como en diseños tanto de las sillas de ruedas como de todos los accesorios que no ayudarán a conseguir nuestro objetivo de una correcta sedestación han sido innumerables, aunque todavía queda un largo camino por recorrer, dado lo individualizado de las necesidades de cada usuario.

La elección de estos sistemas de sedestación, que se denomina así porque suele ser algo un poco más complejo que elegir una silla de ruedas, es un proceso que engloba diferentes etapas y hoy me gustaría haceros llegar y destacar la importancia de la posición pélvica en la sedestación.

El paso fundamental para conseguir una postura estable en sentado es la correcta posición de la pelvis. En las ilustraciones podemos  ver y entender los movimientos pélvicos en los tres planos que afectan a nuestra posición:

1. Inclinación pélvica (plano sagital)

12. Oblicuidad pélvica (plano frontal)

2

3. Rotación pélvica (plano transversal)

3

4. Combinación de todas ellas

4

Para corregir o compensar estas desviaciones tendremos en cuenta los principios básicos de biomecánica así como las diferentes características de las sillas y las de todos sus componentes, que iremos seleccionando según nuestro caso, siendo las opciones muy numerosas y que nos daría para horas de exposición
Intentaremos en siguientes intervenciones ir explicando las opciones que tenemos para intervenir en cada uno de los supuestos anteriores buscando siempre los máximos parámetros de confort y prevención de las deformidades.

 

Artículo escrito por Eva García, Técnico del programa CASA.