Ortopedia, un recurso desconocido

febrero 9, 2015 at 9:35 am

ortopedia aspaym¿ORTOPEDIA? Es un término con gran evolución y diferentes connotaciones a lo largo de la historia (no siempre favorables). Hoy en día nos gusta entenderla como una disciplina sanitaria llevada a cabo por profesionales cualificados, y cuyo fin último es siempre incrementar la autonomía y calidad de vida de todas aquellas personas que lo necesiten.


Estos usuarios no tienen por qué ser necesariamente personas con discapacidad (de las que va habitualmente de la mano); la ortopedia nos puede aportar soluciones a gran cantidad de personas, desde aquellos que practican deporte a cuidadores/familiares de personas mayores, o todos aquellos a los que algún producto les puede hacer más accesible y práctico su entorno.

La ortopedia tiene numerosos campos de actuación: ortopedia técnica (órtesis y prótesis), ortopedia infantil, sedestación y posicionamiento, ayudas técnicas, accesibilidad, formación y entrenamiento, etc. Así mismo, dentro de cada uno de estos campos las posibilidades y ofertas son infinitas (iremos extendiéndonos en cada uno en siguientes artículos). Prótesis, ayudas técnicas, ortopedia

Es vital que desde la ortopedia se dé una atención completamente personalizada. Cada usuario tiene unas características concretas, una situación y entorno determinados, unas necesidades específicas, unas indicaciones médicas que lo hacen exclusivo, y así debemos tratarlo; analizando las mejores opciones del mercado para poder elegir la más conveniente e interesante, con la máxima garantía de éxito.

Nuestro primer objetivo es despojar la ortopedia de sus connotaciones peyorativas y de gran discapacidad de las que habitualmente se rodea (“¿yo?, ¿un bastón?…es ortopédico…”). Debemos concienciarnos de la funcionalidad y calidad de vida que nos ofrece lo “ortopédico”, tanto como usuarios, como profesionales.

ayudas tecnicas 2 ayudas técnicas 1Como usuario: una persona con movilidad reducida puede lograr su autonomía gracias a una silla ortopédica, a unas muletas ortopédicas, unos bitutores ortopédicos,…; un niño puede mejorar su atención y sus resultados escolares con un buen sistema de posicionamiento ortopédico que le permita, en lugar de concentrarse en sujetar su tronco y/o su cabeza, en lo que la profesora le explica. Una ama de casa con síndrome de túnel carpiano o enfermedades reumáticas puede ayudarse mediante diferentes productos de apoyo y técnicas ortopédicas que le permitan retorcer la fregona, escurrir una bayeta, planchar,etc.

Como profesional: por desgracia los tiempos que los profesionales tenemos para cubrir las necesidades de nuestros usuarios son siempre muy inferiores a los óptimos y no todo el mundo puede costearlos. Desconocemos que, en ocasiones, los productos de apoyo pueden mejorar y alargar los efectos de nuestros tratamientos. Por ejemplo, el entrenamiento del control postural, que tras una hora de sesión con buen resultado de control de pelvis y su consecuente enderezamiento sentamos al usuario en una silla no adaptada, de esta forma se desploma, se inclina lateralmente, de forma que todo mi trabajo se va al traste, ya que en esa posición estará tres días hasta la siguiente sesión. ¿No podemos hacer nada? ¡Pues claro que sí! con una correcta sedestación mi trabajo se reforzará y se mantendrá hasta la próxima sesión.

prótesis brazoOtro caso puede ser, por ejemplo, un acortamiento del tendón de Aquiles, normalmente se trabaja con estiramientos y el usuario sale caminado con pie equino…una órtesis nocturna nos ayudará en ese estiramiento y favorecerá una marcha más correcta, etc.

Con todo esto espero haberos acercado un poco más a la ortopedia y al recurso que tenéis en ella. ¡¡Animaos!! la descubriremos juntos.

Artículo escrito por Eva García Espiñeira, Terapeuta Ocupacional y técnico ortoprotésico de ASPAYM Castilla y León