La Realidad Virtual. Una nueva línea de investigación en ASPAYM Castilla y León

enero 26, 2015 at 9:47 am

Investigación ASPAYM Castilla y LeónLa utilización de herramientas tecnológicas emergentes en el campo de la rehabilitación es un fenómeno cada vez más frecuente y en la actualidad existen colaboraciones entre clínicas y centros de investigación que están trabajando con entornos virtuales adaptados que suponen un nuevo estímulo para la rehabilitación de los pacientes (Koenig et al., 2011). Entre las tecnologías más prometedoras para emplear en programas de rehabilitación física y cognitiva, encontramos las tecnologías de Realidad Virtual (RV). La utilización de estas tecnologías para rehabilitación empezó a considerarse hace ya algunos años (Broeren et al., 2008) en personas que habían sufrido un derrame cerebral, evidenciando que la RV aumenta las habilidades motoras y cognitivas y consigue un análisis cuantitativo en tiempo real de tareas 3D. Pueden encontrarse trabajos significativos para la rehabilitación de miembros superiores afectados tras un derrame cerebral (Dinevan et al., 2011) o la recuperación de la movilidad de las manos (Hsian et al., 2010).


El abaratamiento de las tecnologías asociadas a la captura de datos de movimiento en 3D (por ejemplo una cámara Microsoft Kinect) y a la representación de escenarios (televisores, proyectores), posibilita incorporar tratamientos basados en RV en clínicas o directamente en el hogar de los pacientes (Fernández-Guinea, 2001). El uso de estos sistemas de bajo coste hace posible el acceso a los mismos por parte de un rango mayor de personas, lo que propicia la inclusión de todos y no de unos pocos.
La ventaja principal de la RV es que permite desarrollar entornos simulados de rehabilitación sobre los que el usuario interactúa de forma natural, viviendo la experiencia como si ocurriera en un entorno real (Rose et al., 2005). En este sentido, los ambientes virtuales han sido empleados mayoritariamente como métodos de entrenamiento de habilidades para la vida independiente y como formas de evaluación de la adquisición de tales habilidades (Pérez Martínez, 2011). Los estudios en este ámbito han demostrado que el aprendizaje adquirido por esta vía, puede ser transferido a las situaciones de la vida real en donde se requiere de tales capacidades.

Sin embargo, no sólo debemos pensar en las posibilidades que nos ofrece este tipo de terapia aplicada in situ. El Centro de Fisioterapia de ASPAYM Castilla y León da tratamiento a más de 300 pacientes todos los meses. Éstos acuden a nuestro Centro y reciben 10 sesiones mensuales de tratamiento. Es algo común que los fisioterapeutas recomienden a sus pacientes ejercicios que puedan realizar en sus domicilios como trabajo complementario para maximizar los beneficios del proceso de rehabilitación. Desgraciadamente, es igualmente común que los pacientes no sigan estas recomendaciones, habitualmente por la imposibilidad de una “supervisión” de estas actividades. Al resultar inviable el seguimiento por parte del profesional de las tareas encomendadas, se produce la consecuente pérdida de motivación por parte del paciente.

Otra necesidad detectada radica en los períodos vacacionales. Épocas en las que los pacientes no acuden al Centro de Fisioterapia durante varias semanas,incluso encontrándose en sus domicilios habituales. Estos periodos de inactividad traen como consecuencia la pérdida de muchas de las adaptaciones adquiridas a lo largo de las sesiones del año.

Por otra parte, nuestra Comunidad Autónoma, Castilla y León, es la más extensa del territorio Español. Este hecho hace que multitud de pacientes crónicos con discapacidad y una necesidad diaria de rehabilitación, no puedan acceder a diario a grandes núcleos de población en donde dispongan de un servicio de rehabilitación adecuado. Hablamos de aquellas personas que residen en áreas rurales alejadas de núcleos urbanos.

Gracias al tipo de dispositivos que los sistemas de RV emplean, es posible monitorizar la realización por parte del paciente de la terapia prescrita. En un futuro no muy lejano, estos usuarios podrán completar sus terapias en su propio domicilio, realizando aquellos ejercicios prescritos por los profesionales con los que trabajan habitualmente, al mismo tiempo que el profesional recibe el feedback sobre el grado de adecuación alcanzado en la realización de las tareas.

A continuación se muestran algunas imágenes de los proyectos sobre Realidad Virtual en los que el Centro de Investigación en Discapacidad Física se encuentra inmerso en la actualidad.

Realidad Virtual como rehabilitación
Proyecto TIDER-3D desarrollado en colaboración con el Grupo de Telecomunicación e Imagen de la Universidad de Valladolid para la mejora del equilibrio en pacientes con Ictus.

Realidad Virtual en la rehabilitación de ictus o daño cerebral
Proyecto TRAM, desarrollado en colaboración con Indra para la rehabilitación del miembro superior e inferior en pacientes con Ictus.

Artículo escrito por Héctor Menéndez Alegre, Investigador en el Centro de Investigación en Discapacidad Física de ASPAYM  CyL