El papel de la familia dentro de la RHB del daño cerebral

noviembre 14, 2014 at 10:15 am

ictia - aspaymSe define a la familia, como un conjunto de personas que viven y tienen un proyecto de vida en común y cuyos miembros establecen entre sí lazos de afectividad muy potentes que sirven de soporte vital a cada uno de ellos.

Dentro de la rehabilitación de las personas que sufren daño cerebral, por tanto, el papel que va a desempeñar la familia va a ser fundamental. Van a ser sus integrantes, aquellos que pasen la mayor parte del tiempo a su lado, convirtiéndose en su principal apoyo anímico, sus confesores e incluso formando parte de su continuo aprendizaje.

A nivel de este aprendizaje, somos nosotros, los diferentes integrantes del equipo de trabajo multidisciplinar los que debemos de favorecer la integración de la familia en el plan rehabilitador que vamos a desarrollar. Debemos establecer una relación cercana con todos sus miembros, basada en el respeto mutuo y facilitar la existencia de una comunicación fluida.

Desde el inicio del tratamiento, se debe estimular una buena cohesión entre el paciente, la familia y el equipo de profesionales; estableciendo unos objetivos comunes, hacía los que dirigir nuestro tratamiento.

La familia, va a ser de vital importancia para apoyar y contrastar la información que nos facilita el paciente (siempre que es posible) sobre su entorno, sus relaciones sociales y sus hobbies y motivaciones. Además, ellos nos transmitirán todas aquellas dificultades que el paciente pueda ir encontrándose en su día a día.ictia

Mantener un buen “feedback” profesional-familia, durante todo el proceso de recuperación será indispensable, pudiendo desarrollar una “empoderación continúa”:
“Fortalecer las capacidades de la persona con discapacidad y su familia, aportándoles información y colaboración y apoyándoles en la búsqueda de soluciones para resolver sus necesidades”

De esta forma, actuando como profesionales cercanos al propio paciente y su familia, conseguiremos que ambos se sientan integrantes del proceso de recuperación, extrapolando dicho proceso al propio domicilio, facilitando la consecución de los objetivos y realizando un tratamiento más adaptado a sus necesidades.

En definitiva, la familia al igual que es imprescindible a la hora de que una persona sea plenamente feliz, es necesaria para conseguir una rehabilitación integral de todas aquellas personas que han sufrido daño cerebral.

Por todo ello, ¡¡¡ sólo podemos daros las gracias!!!

Artículo escrito por el equipo de RHB de ictia