CIDIF, un año de proyectos e investigaciones

noviembre 25, 2013 at 11:25 am

El Centro de Investigación en Discapacidad Física es uno de los proyectos de la Fundación ASPAYM Castilla y León. Se encuentra situado en el mismo edificio que el centro de fisioterapia, tadalafil en la residencia que ASPAYM tiene en Valladolid. Gracias a esta unión física, y al binomio resultante entre centro de investigación-gimnasio es posible llevar a cabo una transferencia del conocimiento de una forma real y eficaz, que con toda seguridad redunda en una mejora de la calidad de vida de los diferentes usuarios.


El CIDIF funciona de dos formas muy concretas: por una parte, gracias a las diferentes tecnologías de las que dispone, se llevan a cabo valoraciones del sistema neuromuscular de aquellos pacientes que acuden de forma habitual a nuestro servicio de fisioterapia. El objetivo de que se lleven a cabo este tipo de pruebas de forma periódica, es el poder analizar de una forma objetiva si los diferentes tratamientos que se están aplicando en el proceso de rehabilitación, están siendo eficaces a la hora de aumentar la masa muscular, mejorar la circulación sanguínea, conservar la densidad mineral ósea, aumentar los niveles de fuerza, modificar el patrón de la marcha… entre otros.

Valoración del flujo arterial poplíteo mediante ecografía

Valoración del flujo arterial poplíteo mediante ecografía

Es por ello, que el contacto entre el personal que integra el centro de fisioterapia y el de investigación, es constante y en ambas direcciones, con el objeto de lograr la mejor orientación posible del proceso rehabilitador. De este tipo de valoraciones se pueden beneficiar tanto personas que acudan habitualmente a nuestro centro de fisioterapia, como aquellos que sólo estén interesados en realizarse alguna valoración en concreto y asisten a nuestras instalaciones de forma externa, ya sea por haber sufrido una lesión, algún tipo de intervención quirúrgica, baja laboral… o cualquier otro motivo.

La otra forma en que funciona el centro de investigación es a través de su participación en diferentes proyectos de investigación. En algunas ocasiones es el propio CIDIF el que coordina y organiza las diferentes etapas del proyecto en cuestión, y en otras, colabora como agente externo con diferentes universidades, tanto públicas como privadas, así como con diferentes empresas e institutos tecnológicos.

En todos los casos el objetivo es el mismo: aumentar el conocimiento en torno a diferentes terapias aplicables al campo de la discapacidad física y que puedan suponer una mejora de la calidad de vida de poblaciones con diferentes patologías. A lo largo de este año 2013, el CIDIF ha tomado parte en numerosos proyectos de investigación, y a continuación se pretende resumir de una forma muy breve, cuáles son algunas de las líneas de investigación coordinadas por nuestro centro a lo largo de todo este año.

A finales del año 2012, y primeros de 2013, se culminó un estudio que fue financiada por la Fundación Mapfre, y que consistía en el análisis del dolor de hombro en usuarios de silla de ruedas manual. Este tipo de patología es muy habitual en aquellas personas que dependen de la extremidad superior para llevar a cabo multitud de tareas de su vida cotidiana tales como impulsarse, realizar transferencias, alcanzar objetos… Para poder analizar esta patología, el CIDIF organizó una fase experimental en la que se analizaba mediante un sistema de análisis del movimiento en 3D, el gesto de propulsión en la silla de ruedas de varios usuarios de nuestro gimnasio. Con ello pudimos detectar cuáles eran los elementos que tenían en común la forma de desplazarse en la silla de aquellos pacientes a los que más les dolían los hombros. En el futuro será posible detectar estos elementos de forma predictiva, y evitar la aparición del dolor.

En la última parte del año, se llevó a cabo otra fase experimental en la que se analizaba la eficacia de la aplicación de diferentes tratamientos con vibración en el dolor de hombro que sufrían los pacientes. Los resultados nos han mostrado qué tipo de vibración es la más eficaz en cada caso, y supone una línea de actuación de cara a la rehabilitación de este tipo de patología en nuestro centro.

Valoración del dolor de hombro (izquierda) y aplicación de terapia vibratoria (derecha)

Valoración del dolor de hombro (izquierda) y aplicación de terapia vibratoria (derecha)

Otra línea de investigación que el CIDIF tiene abierta es el trabajo con restricción de flujo sanguíneo. Se trata de un método de trabajo muy novedoso en Europa pero que en otras zonas del planeta, como Japón por ejemplo, se lleva aplicando durante algunos años con asombrosos resultados.

Cuando se pretende aumentar la masa muscular, y por tanto el nivel de fuerza de una determinada musculatura, es necesario entrenarla y llevar a cabo un trabajo en el que es imprescindible movilizar cargas significativas que supongan un estrés para nuestro organismo. En ocasiones, la pobre condición física de algunos pacientes (bien por el tipo de patología que sufre, por edad avanzada…) impide que este tipo de cargas puedan ser utilizadas en su tratamiento, por lo que habitualmente resulta difícil conseguir este tipo de objetivos.

Sin embargo existen ya numerosos estudios que muestran que cuando reducimos de forma leve la cantidad de sangre que llega a una extremidad (mediante una cincha neumática) y por tanto, el oxígeno presente en el músculo, se producen una serie de condiciones hormonales, que hacen que sea posible producir la misma ganancia de fuerza y de masa muscular que se producía cuando utilizábamos cargas muy pesadas, sólo que en esta ocasión bastará con levantar cargas mucho más ligeras.

Entrenamiento de los extensores de la rodilla  con restricción del flujo sanguíneo

Entrenamiento de los extensores de la rodilla con restricción del flujo sanguíneo

El lector debe pensar en la enorme aplicación que este tipo de entrenamiento podría tener en pacientes de diferentes tipos. Y no sólo tenemos que pensar en ejercicios tradicionales de pesas. Por ejemplo, se ha observado que personas mayores, simplemente saliendo a caminar con las cinchas puestas en las piernas, han conseguido, no sólo mantener, sino también aumentar sus niveles de fuerza y de masa muscular sin necesidad alguna de tocar una pesa. Y lo que es más importante, los niveles de seguridad en torno a esta técnica mostrados en todos los estudios también son muy positivos.

Es por todo esto que el CIDIF consideró que podría ser muy beneficioso para determinados tipos de pacientes, aplicar este tipo de técnica. Para ello se llevó a cabo una fase experimental en la que participaron alumnos de la Universidad Europea Miguel de Cervantes con el objeto de seguir aumentando el nivel de conocimientos en torno a este método de entrenamiento. Cuando se empieza a investigar sobre una determinada terapia, es habitual aplicarla en personas sanas en las primeras etapas. A la vista de los buenos resultados que estamos obteniendo, con toda seguridad serán aplicados en pacientes con diferentes patologías en un futuro próximo.

Estas son sólo algunas de las líneas de investigación que se han abordado a lo largo de este año en el centro. El CIDIF se encuentra constantemente comprometido con el estudio de diferentes terapias novedosas y su aplicabilidad en pacientes con discapacidad física. Si desea obtener más información sobre los trabajos que se han expuesto, o sobre el resto de proyectos en los que el CIDIF se encuentra inmerso, puede consultar nuestra página web www.cidif.

Artículo escrito por Héctor Menéndez Alegre, Investigador CIDIF